Psicodiagnóstico y estudio de la personalidad

¿Qué es? Un psicodiagnóstico es un proceso de duración limitada (aproximadamente 5 o 6 sesiones de 50 minutos) con el objetivo de realizar una descripción, lo más profunda y completa que se pueda, de la personalidad del individuo (adulto, adolescente o niño) . Nos permite conocer, entre otros datos:
  • La manera en que la persona organiza y procesa la información del exterior
  • Influencia de las emociones en sus decisiones
  • Auto percepción y relaciones con el otro
  • Recursos de los que dispone
  • Tolerancia a la frustración
  • Grado de ajuste a la realidad
  • Estrategias defensivas
  • Conflictos
  • Estilos de respuesta.
A quién va dirigido?
  • A todo aquella persona que desee conocer en más profundidad su dinámica psicológica y sus características de personalidad.
  • A aquellos profesionales de la salud (psiquiatras, psicólogos, neurólogos, pediatras ...) que deseen confirmar sus diagnósticos o recabar más información de sus pacientes para decidir la mejor estrategia a seguir en cada caso.
¿Cómo se realiza? Es un proceso que comprende varias etapas:
  • Primeras entrevistas con el paciente (y con los padres, en el caso de psicodiagnóstico infantil) que permite obtener el motivo de la consulta y planificar la batería de tests que se utilizará.
  • Administración de los tests y técnicas proyectivas (test de Rorschach, tests gráficos ...).
  • Cierre del proceso: Entrevista para la devolución de la información al paciente (ya los padres en el caso del psicodiagnóstico infantil).