Grupos de psicoterapia y crecimiento personal

La terapia de grupo es un espacio donde los participantes, guiados por el terapeuta, trabajan conjuntamente para alcanzar sus objetivos terapéuticos y de crecimiento personal. Los encuentros pueden ser semanales (generalmente una tarde 2 horas y media) o mensuales (8 horas en sábado), dependiendo de la conveniencia de horario del participante. Suelen tener de 8 a 12 participantes, con un alto compromiso de asistencia. ¿Para qué sirven? Recomendamos la terapia grupal en varios casos: Si la persona está interesada en adquirir un mayor conocimiento de sí mismo y los demás, quiere saber cómo la perciben los demás y cambiar aquellos aspectos que resultan incómodos, desea aprender recursos para afrontar las dificultades de la vida y desarrollar sus capacidades personales, como por ejemplo:
  • • Conocer y expresar sus necesidades y deseos.
  • • Aceptar, vivir y expresar las emociones.
  • • Desarrollar el razonamiento lúcido, el pensamiento intuitivo y la inteligencia emocional.
  • • Discernir su propia jerarquía de valores y saber cuáles son sus objetivos y prioridades en la vida.
  • • Experimentar sentimientos de valoración y una capacidad de cuidado hacia sí mismo y hacia los demás.
  • • Afrontar las crisis propias de los cambios vitales.
  • • Tomar decisiones de una manera lúcida y convertirse así en el principal responsable de su vida.
  • • Cuando la persona ha hecho un tiempo de terapia individual y ha resuelto el problema que le llevó a consulta, pero quiere seguir con un proceso de autoconocimiento.
  • • En aquellos casos en que el terapeuta que lo reciba considere que la fuerza y la oportunidad que el grupo ofrece para la aplicación de determinadas técnicas, sea el tratamiento más adecuado para el cliente en ese determinado momento.
  • • Cuando la persona quiera estar cerca de otros para compartir las experiencias de su vida con personas diversas, aprender de la pluralidad de los seres humanos y tener un sistema de soporte en que se fomenta la relación cercana y sana.
En algunos casos, interesará simultanear la terapia individual con la grupal, como el tratamiento más efectivo en un momento dado.